EL ORFANATO CASALEGNO

Orfanato Casalegno

¡Hola! En esta exploración urbana te llevo al orfanato de Casalegno, construido por un hombre religioso homónimo.

Historia y Estructura del Orfanato de Casalegno

La construcción del Orfanato Casalegno empezò en el 1877 para albergar a los niños huérfanos de Trino Vercellese y Lucedio (donde, entre otras cosas, está el Spartito del Diablo) y se quedò activo hasta  el 1978.

Más allá de la barrera arquitectónica inicial, encontramos lo que una vez fue la ropa: de hecho, todavía hay el fregadero, la lavadora con la escotilla de hierro fundido pesado y la secadora.

Incluso aquí están bajo tierra, pero son inaccesibles porque están totalmente inundados. Si quieres entrar, te sugiero que uses un par de botas altas de goma.

La parte más hermosa de la planta baja es, sin duda, la inmensa escalera de mármol ricamente decorada con esferas y adornos.

Desafortunadamente, la gran ventana al lado de ella fue destrozada y completamente destruida, tanto que solo el esqueleto permaneció en pie.

En la sala contigua está la alfombra marcada con cinta adhesiva: en nuestra opinión, fue un tiempo usado para actividades recreativas como la campana u otros juegos de coordinación.

La sorpresa más hermosa está en el segundo piso y es la capilla, el altar y los dos ángeles pintados en sus lados que aún están en buenas condiciones; no es así en cambio para el techo con las decoraciones desafortunadamente desvanecido con el paso del tiempo.

Otra memoria bien conservada del segundo piso son los lavabos que datan de los años 30 de la sólida estructura de hierro fundido, cuyos respectivos grifos, sin embargo, han sido retirados.

Para la recuperación de este edificio, se presentó un proyecto para transformarlo en una comunidad para jóvenes discapacitados, pero debido a la falta de fondos aún no se ha realizado.

Algunos Recuerdos de Ex Alumnos

Hablando con algunos ex alumnos del Orfanato Casalegno, aprendè que los sacerdotes eran muy estrictos y solían pegar a los alumnos.

Durante los últimos años se había convertido en un colegìo donde los estudiantes regresaban a casa los fines de semana.

Recomendaciones

Para acceder a este edificio es necesario subir y entrar por una ventana lateral, ya que todas las puertas han sido selladas de manera segura.

En este caso, nada es más cierto que el dicho que dice: «Cierra la puerta y yo entro por la ventana».

Enlace

Fotos

Si quieres ver mìs fotos del Orfanato Casalegno pincha aquì

Redes Sociales

Facebook

Gruppo Facebook URBEX 4 PASSION

Instagram

YouTube

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *